Baghrir (Crepes Árabes)

También conocidas como los crepes de mil agujeros, el baghrir es una fina tortita de sémola con una textura esponjosa y sabor delicioso. La levadura hace que se formen docenas de agujeros en la superficie del baghrir, lo que lo hace blando y suave.

Descubrirás 2 fáciles recetas, una con sémola (la original) y otra variante sin sémola.

Baghrir con sémola

Ingredientes

  • 1 taza de sémola.
  • 1/2 taza de harina.
  • 1 cucharadita de levadura instantánea.
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • 2 tazas de agua tibia.
  • Un poco de sal.

Preparación

  1. Ponemos todos los ingredientes en la licuadora eléctrica, excepto la levadura en polvo y batimos hasta obtener una pasta líquida.
  2. Agregamos la levadura en polvo, volvemos a batir a velocidad media y colocamos la masa en un recipiente, la cubrimos y la dejamos fermentar durante 90 minutos.
  3. Calentamos una sartén  al fuego. Es recomendable que no tenga adherencia, preferiblemente de Tefal.
  4. Tomamos una porción de nuestra masa, la ponemos en la sartén hasta que se dore y la retiramos (no le damos la vuelta al baghrir). Repetimos con el resto de la masa.
  5. Servimos con miel o mermelada y a disfrutar!!

Tip: No colocamos el baghrir una encima de la otra para que no se peguen.

Beghrir con leche

Ingredientes

  • 2 tazas de harina.
  • 1 taza de leche en polvo.
  • 2 tazas de agua tibia.
  • 2 yemas de huevo.
  • 1 cucharadita de levadura instantánea.
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo.
  • Una pizca de sal.

Preparación

  1. Ponemos la leche y el agua en una cacerola sobre el fuego y mezclamos, luego agregamos la levadura instantánea con precaución de que la mezcla esté tibia y no caliente, luego añadimos la sal y el resto de los ingredientes gradualmente hasta obtener una pasta líquida y firme.
  2. Transferimos la masa a otro recipiente, la cubrimos y la dejamos fermentar durante 2 horas.
  3. Calentamos una sartén a fuego medio, echamos un poco de nuestra masa y la retiramos cuando se dore (sin voltearla). Hacemos lo mismo con el resto de la masa.
  4. Servimos con mantequilla o lo que más nos guste, y a comer!!

¿Sabías qué?

El baghrir es de origen marroquí, y que se hizo bastante popular en muchos de los países árabes vecinos. Se suele servir sobretodo en el desayuno con miel, aceite de oliva, mantequilla, mermelada… A veces con pasta de almendras.

En Melilla se le conoce como jeringo.

¿Te ha sido útil?

Puntuación Promedio: 3.6 / 5. Votos: 5

Más Recetas