Sorbat aads (Sopa de Lentejas Egipcia)

sopa lentejas egipcia receta

Sorbat aads (شوربة العدس) es una tradicional sopa de lentejas egipcia, es muy rápida de preparar y con ingredientes que seguro que tienes en tu cocina. Te vamos a dar algunas ideas para la sopa, para que no te falten opciones.

Esta deliciosa sopa tiene muchos beneficios para nuestra salud, pero de eso te hablaremos más adelante.

Ingredientes

  • 1,5 tazas de lentejas.
  • 3 zanahorias.
  • 1 diente de ajo.
  • 2 cebollas.
  • 4 tomates.
  • 1 cucharada de comino.
  • 3 tazas de agua.
  • 1 cucharada de aceite vegetal.
  • Un poco de sal.

Preparación

  1. Colocamos las tres tazas de agua en una cacerola profunda, la ponemos al fuego y Agregamos todo la cebollas, tomates, ajo y zanahorias, y lo dejamos hervir a fuego alto hasta que esté bien cocido.
  2. Retiramos del fuego y dejamos la sopa hasta que se enfríe.
  3. Echamos la sopa en la licuadora eléctrica y trituramos bien, de forma que esté homogénea.
  4. Ponemos la mezcla de lentejas en la cacerola y volvemos a hervir sobre el fuego, durante quince minutos, hasta que la sopa se vuelva densa.
  5. Vertemos la sopa de lentejas egipcia en un plato hondo, agréguele un poco de jugo de limón (a su gusto) y ya está lista para servir.

Tip: Si ves que la sopa está quedando demasiado densa, puedes añadirle un poco más de agua.

Sugerencia: Es muy típico en Egipto, freír un poco de fideos (cantidad al gusto) en aceite, hasta que estén dorados y ponerlos en la sopa de lentejas después de que esté lista.

Otra sugerencia: También es muy tradicional hacer Fattet-ads, la cual es una mezcla entre la sopa de lentejas lista y fatta, es decir, es pan frito en aceite. Aunque se suele hacer con el Aish baladí, también nos puede valer el pan pita.

¿Sabías qué?

Las lentejas tienen muchos beneficios, que incluyen:

  • Mejora la función renal, la mantiene saludable y protege contra muchos problemas renales.
  • Mejora el rendimiento digestivo, facilitando la digestión.
  • Previene del estreñimiento, ayuda a expulsar las toxinas.
  • Alivia el síndrome del intestino irritable.
  • Fortalece el cuerpo y le da energía y vitalidad.
  • Regula el peso corporal y previene de la obesidad, porque da una sensación de saciedad evitándonos comer grandes cantidades de alimentos.
  • Regula el nivel de azúcar en la sangre, lo que reduce la absorción de azúcar en los intestinos y evita su aumento.
  • Baja el nivel del colesterol malo (LDL) y aumenta el nivel de colesterol bueno (HDL).
  • Mejora la salud cardiovascular.
  • Proporciona a los atletas la energía necesaria para llevar a cabo sus actividades.
  • Fortalece la vista y mantiene los ojos sanos.
  • Le da a la piel un aspecto saludable.
  • Acelera el proceso de curación de heridas, cortando el sangrado.
  • Previene de malformaciones fetales, promueve la salud de la madre embarazada y el feto.
  • Fortalece la sangre y ayuda a producir glóbulos rojos.
  • Reduce el riesgo de accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos.
  • Fortalece los huesos y dientes.
  • Fortalece el cabello, previene de la caída del cabello y protege contra la rotura.
  • Fortalece las uñas y evita la rotura.
  • Mantiene la salud muscular y previene de los espasmos musculares.
  • Fortalece el sistema inmunitario y evita que el cuerpo se contagie de las enfermedades infecciosas.

¡Vota!

Puntuación Media: 4.7 / 5. Votos: 3

Descubre más Recetas