Macarrones con Bechamel y Carne Picada

Macarrones con Bechamel y Carne molida

Si deseas una comida de almuerzo que sea fácil de preparar, apta para toda ocasión, y que tenga un sabor sublime, no la busques más, esta receta es perfecta para ti. No te tomará más de 1 hora prepararla, y el resultado deleitará cualquier paladar.

Ingredientes

  • 500g de macarrones (cualquier tipo de pasta corta funciona).
  • 400g de tomate pelado y triturado.
  • 400g de carne picada.
  • 500ml de leche.
  • 1 cucharada grande de harina.
  • 1 hoja de laurel.
  • Queso rallado al gusto.
  • 2 cucharadas de mantequilla.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta.

Preparación

  1. El primer paso es cocinar la pasta. Esto se hará hasta que quede al dente, por lo que no se cocinara del todo, ya que se busca darle la última cocción en el horno. Cocínala con la hoja de laurel para que absorba su sabor; no utilices mucha sal, ya que el queso se encargará de potenciar el sabor. Luego de que esté lista, la guardas.
  2. Procede a freír la carne molida. Utiliza preferiblemente carne de ternera ya que es muy blanda y con poca grasa. Para esto solo coloca un poco de aceite de oliva en una sartén y cocina la carne hasta que se selle.
  3. Dentro de la misma sartén, una vez que la carne esté frita, se agrega los tomates para cocinarlos en conjunto. Cuando reduzca, agrega un poco de sal y pimienta al gusto.
  4. Ya que el proceso de reducción del tomate tomará un tiempo, puedes ir haciendo la salsa bechamel. En una olla colocaras la mantequilla y la harina, para tostar un poco esta última, y luego agrega poco a poco la leche; para finalizar le añades sal y pimienta.
  5. Ya con todos los ingredientes listos, tomarás un bol para horno, en el cual procederás a verter la pasta, para crear una cama, luego será el turno de la carne molida con tomates, y encima de esta, la salsa bechamel casera. Para finalizar, le colocarás queso al gusto en la parte superior.
  6. Introduce la preparación en el horno durante solo 7 minutos, para que el queso gratine, y listo. Ten en cuenta que el horno debe estar a temperatura media antes de meter la pasta en su interior.

Tip: Recuerda que el espesor de la comida lo controlas tú con la salsa bechamel, por lo que si quieres una textura líquida, solo añade un poco más de leche; si por el contrario te gusta espesa, incrementa los otros dos ingredientes. Recuerda que no debes llegar a los extremos, puedes modificar las proporciones, pero manteniéndolas balanceadas.

¿Sabías qué?

Esta comida se puede acompañar exquisitamente con jugos naturales, que no opaquen su sabor, sino que contrasten muy bien con la bechamel y la carne ¿No sabes que jugo natural elegir?

Prueba con el de manzana o melón ¡Te encantará!

Además, como contorno para este platillo es muy recomendable hacer rodajas de pan tostado con mantequilla, ajo y perejil. Esto le otorgará un toque distintivo, y hará mucho más fácil llevar cada gramo de pasta a la boca.

¡Vota!

Puntuación Media: 0 / 5. Votos: 0

Descubre más Recetas